Formateo de Discos Duros

Antes de que se use un disco duro, se debe formatear.
Hay tres pasos en el formateo de un disco:

· Formateo de bajo nivel.
· Creación de particiones primarias o discos lógicos en una partición extendida .
· Formateo lógico de la partición primaria o de los discos lógicos.
Formateo de bajo nivel

Cada fabricante de discos proporcione el programa de formateo de bajo nivel que se debe usar con el disco. Se debe consultar la documentación del disco o contactar con el fabricante para resolver la forma en la que se formatea el disco a bajo nivel.

Cada programa de formateo de bajo nivel determina el tamaño correcto de sector a usar, el número de pistas y el número de sectores por pista. Este programa de formateo selecciona el tamaño del sector basándose en el disco y la información en los circuitos sobre los sectores. El programa también escribe corrección de errores e información de identificación para cada sector de del disco.

Existen algunos discos IDE antiguos que no se deberían formatear a bajo nivel, ya que el formateado de fábrica introduce cierta información en el disco que se borrará. Sin embargo, los discos IDE necesitan ser formateados a bajo nivel.
Si se han creado y formateado volúmenes en el disco duro, pero se han obtenido errores en el programa Chdsk o en otras utilidades para la exploración de sectores en mal estado, la única manera de eliminarlos de forma definitiva es hacer un formateo de bajo nivel. El formateo e bajo nivel hace una lista con los sectores en mal estado. Sin embargo, un formateo de bajo nivel borra todos los datos del disco. Por lo tanto, hay que asegurarse de hacer copias de seguridad de los datos del disco antes de formatearlo a bajo nivel. Una vez se ha hecho esto, se necesitará crear volúmenes (particiones primarias o discos lógicos en particiones extendidas) y hacer un formateo lógico antes de recuperar los datos del disco.
Creación de particiones del disco duro

Cuando en un disco se crean particiones primarias o particiones extendidas, se divide de forma lógica en una o más áreas que se pueden formatear para su uso por un sistema operativo. La primera partición del disco (en el caso de ser una partición primaria o una partición extendida) siempre empieza en la parte más externa del disco, en el cilindro 0, cabeza 0 y sector 1. Ya que los límites de la partición son siempre los límites de un cilindro , la partición más pequeña que se puede crear en un disco consiste de todas las pistas de un único cilindro.
Cuando se crea la primera partición en un disco (una partición primaria o una partición extendida), el programa que se use crea el Sector de arranque maestro y lo escribe en el primer sector del disco (cilindro 0, cabeza 0, sector 1). El sector de arranque maestro contiene la Tabla de particiones, la cual tiene información acerca de cada partición que se haya definido en el disco. Cuando se realiza algún cambio en los volúmenes del disco, tal como crearlos, borrarlos o formatearlos, el programa que lo haya hecho actualiza la Tabla de particiones.

Se puede configurar el disco entero como una sola partición primaria y formatearla lógicamente para un solo sistema de archivos. También se puede crear más de una partición primaria y usar diferentes sistemas de archivos. También se puede crear una partición extendida y crear más de un disco lógico dentro de la partición extendida.
Formateo lógico

Antes de escribir ningún dato en la partición primaria o en un disco lógico, se debe realizar un formateo lógico; esto es, formatearlo para que se use por un sistema de archivos. El formateo lógico escribe en el disco información necesaria para el sistema de archivos. La información incluye:

· El sector de arranque de la partición.
· Se cambia de campo ID del sistema en la Tabla de particiones (solo discos duros).
· Metedatos del sistema de archivos, incluyendo información acerca del espacio no usado y disponible y la ubicación de los archivos y carpetas.
· Areas dañadas.